Causas de la inflación

Causas de la inflación

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasLa economía

Conocida como uno de los más grandes males de las economías modernas, la inflación es precisamente uno de los fenómenos económicos que más estudios y atención le han puesto los expertos. Muchos buscan estudiarla para poder precisarla y así construir las políticas económicas necesarias para que no cause efectos negativos en la macroeconomía de la nación ni en la microeconomía de cada ciudadano.

Precisamente una de las cosas que los expertos necesitan estudiar para poder adelantarse a la misma y así poder proyectar las acciones correspondientes son las causas que provocan la inflación. De esta forma pueden ir observando los elementos y saber un ponderado de la tasa inflacionaria que tendrán por delante.

Causas de la inflación

Los economistas han determinado que la inflación se causa por dos causas principales, la primera es la demanda y la segunda es el empuje de los costos. Son causas con elementos diferenciadores pero cuentan con algunos puntos similares que precisamente son los que provocan el alza de precios y el aumento de las tasas inflacionarias.

La inflación por la demanda

Este tipo de inflación sucede cuando la demanda se acelera a un ritmo que supera la oferta existente en el mercado para suplir esa demanda. Lo que sucede es que los productores y comerciantes que cuentan con el producto demandado al ver que la oferta es muy baja, suben los precios sabiendo que las personas lo pagaran puesto que lo necesitan.

Este tipo de inflación es la más común y se suele ver en economías sanas y en crecimiento que se basan en el consumo. De hecho, muchos economistas han determinado que este tipo de inflación, siempre que se mantenga en tasas controlables, es recomendable que exista en las economías puesto que incentivan al consumo y al hecho de que la economía se mantenga en un constante movimiento.

Este tipo de inflación también se genera cuando se aumenta de manera desmedida el flujo monetario circulante, es decir empiezan a haber más monedas y dinero en el mercado, manteniéndose la misma oferta que se tenía anteriormente. Generándose así un desequilibrio entre la oferta nominal de dinero y la demanda real de dinero. Lo que provoca finalmente que la moneda se deprecie y finalmente se aumenten los valores de las tasas inflacionarias.

La inflación de costos

Esta causa de inflación viene dada por la oferta, no por la demanda. Lo que acontece con esta causa es que la oferta empieza a disminuir a un ritmo notable mientras que la demanda se mantiene al mismo nivel que tenía anteriormente o inclusive empieza a aumentar en la medida que observa la escasez de oferta que va en crecimiento.

Está baja en la oferta puede ser generada por diversas causas y razones que afecten la producción o elaboración de los bienes y servicios escaseados en el mercado. Dichas causas son generadas por distintas razones y es importante determinar su durabilidad o su alcance para poder determinar cómo será afectada la tasa inflacionaria de ese producto.

Un nuevo impuesto o tasa al producto pudiera generar que se aumente el costo de producción para los empresarios o que inclusive merme la producción, ello provocará por supuesto un aumento en los precios que afectará al consumidor final de dicho bien o servicio.

También puede ocurrir un desastre natural o un percance ajeno a los productores que produzca la pérdida de cierta cantidad de los bienes a comercializar. Al haber menos productos en el mercado lógicamente se aumentarán los precios.

Un paro de trabajadores o una huelga que ocurra dentro de los sectores productivos y que por lo tanto detengan la producción de los bienes también tendrá un efecto directo en el aumento de los productos que se estaban elaborando en ese lugar.

Todas estas razones expuestas anteriormente pueden ser muchas veces predichas por los consumidores y demandantes de los productos y servicios que escasearan y por lo general esto provoca que se dispare el consumo a números más altos que los que se tenían en condiciones normales, obviamente esto también provocará un aumento considerable en los precios puesto que los productos tenderán a escasear a un ritmo aún más rápido.

Este tipo de inflación puede ser controlada dirigiendo políticas económicas especificas hacía los sectores afectados o que están demostrando una oferta por debajo de la media normal. Una vez normalizada la oferta y al ver la demanda dicha normalización, los precios tienden a normalizarse a estándares normales y equilibrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *