criptomonedas

Criptomonedas

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasInversiones

Todos conocemos lo que es la moneda, sean dólares, euros, soles, pesos, bolívares o yenes, todos manejamos el abstracto concepto del dinero con facilidad, es este método de realizar intercambios entre materiales, pero, si lo pensamos realmente, el dinero solo tiene algún valor porque nosotros creemos que tiene valor, y porque las personas que lo usan también lo creen así, el dinero es sólo papel, o níquel en el caso de ser una moneda, no tiene ningún valor en sí mismo, y es así que el concepto de inflación nace, pues el dinero pierde parte de su valor porque la gente así lo cree.

Ahora, hablando de las criptomonedas, la situación es exactamente la misma, solo que, en vez de tener un cuerpo físico al que ligar ese valor, como lo sería un billete o una moneda, existen en la red, en el mundo virtual, otra de las más grandes diferencias entre las criptomonedas y las monedas corrientes es que las criptomonedas con cuentan con el apoyo y la protección de instituciones gubernamentales que controlen su valor, por lo que no hay una casa de la moneda que controle las interacciones de la misma, de esta manera, al estar basadas 100% en la creencia popular, el valor de las criptomonedas es altamente variable, siendo capaz de alcanzar valores máximos en su historia en pocos días para alcanzar los mínimos pocos días después, es por esto que el mercado de las criptomonedas es tan riesgoso y por lo que tanta gente ha perdido dinero el él, pero no hay que desanimarse por eso, el punto es no dejarse llevar por las sensaciones y emociones a la hora de invertir en las mismas.

Riesgo muy alto

Y sí, invertir en criptomonedas es una práctica que ha hecho ricos a muchas personas, pero que también ha hecho que muchas otras pierdan sus inversiones casi por completo, es importante reconocer el valor que tienen las criptomonedas como inversión a largo plazo, es decir, comprar ahora para guardar por un tiempo indeterminado, este mercado no es como otros mercados que se conozcan, todo el mundo sabe más o menos cuento vale el petróleo o el oro, puesto que tienen cientos de años siendo vendidos y comprados, pero al ser algo tan innovador, las criptomonedas ganan día a día valor al ser conocidas y adoptadas por más personas alrededor del mundo, y es que el concepto de una moneda que no tiene fronteras, que puede ser usada en todos los países y que no ocupa espacio, sino solo una conexión a internet es ciertamente prometedor.

La más famosa de todas las criptomonedas, y con mucha diferencia, es la Bitcoin, que fue lanzada en el 2009, en estos cortos 8 años ha experimentado muchísimos y muy precipitados cambios en su valor, comenzando con valores por debajo de los 10 dólares en 2010 hasta los casi 3.000 que vale en la actualidad, sin embargo, existen otras monedas que también merecen el ser tomadas en cuenta, como lo es el Ethereum, con un valor muy inferior al de la Bitcoin y una cantidad de mercado que no se le acerca mucho, pero se especula que este está en el mismo estado que la bitcoin hace 6 años, con un valor de casi 400 dólares estadounidenses.

Uno de los más útiles uso de las criptomonedas es el de una alternativa en países con alta inflación o con muy fuertes controles cambiarios, como los son los casos de Venezuela, que está en una terrible crisis desde hace años con una control cambiario que imposibilita las transacciones con el exterior, la bitcoin es una buena forma de obtener divisas para los residentes del país, en India, hace poco se declaró a todos los billetes de cierta denominación no válidos, haciendo que el 85% del efectivo en el país perdiera su valor, y que miles de personas quedaran en la pobreza perdiendo todo su dinero, esta medida fue cancelada por las fuertes protestas en el país, pero el valor de la moneda no volvió a ser el mismo, por lo que muchas personas comenzaron a usar el bitcoin como alternativa.

Otro factor a tomar en cuenta es la facilidad e irrastreabilidad de las monedas electrónicas, muchas personas las toman como el efectivo del internet, ya que usarlas es parecido a usar efectivo en la vida real, no hay que dar identificaciones o cuentas bancarias, y aunque se puede rastrear su uso, es infinitamente más complicado que a través de los métodos comunes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *