Inflación en Ecuador

Inflación en Ecuador

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasUncategorized

La economía ecuatoriana representa una importante particularidad en la región latinoamericana, debido a que su moneda desde el año 2000 es el dólar estadounidense. La dolarización ha tenido férreas críticas desde su instauración, pero existe consenso en que en la actualidad no debe ser sustituida. Independientemente del papel que juega su moneda, la economía ecuatoriana se ha consolidado en la región como una de las más sólidas, al verse alimentada desde diversas áreas que proporcionan ganancias al país.

Ecuador, al no estar en capacidad de imprimir papel moneda, es dependiente de los envíos desde Estados Unidos, lo que permite que la cantidad de dinero circulante no pueda ser aumentada y por consiguiente, la inflación. Este valor se ha reducido prácticamente a la mitad en estos últimos años y se considera que está relacionado con la contracción de la economía, que pudiera tener su origen en la disminución del dinero circulante. Sin embargo, elementos como que Ecuador ha tenido períodos de recesión en los últimos años ha hecho que sea perjudicial un descenso de la inflación, y más cuando se produce de forma acelerada.

Inflación en Ecuador

Datos de la Inflación de Ecuador


fuente: INEC Ecuador y tradingeconomics.com

Inflación en Ecuador en 2016

La inflación en la República del Ecuador para el año 2016 cerró en un porcentaje de 1,12%, lo que representa una caída de 2,26 puntos porcentuales con respecto al año 2015, cuando se situó en 3,38%. Lo llamativo de esta cifra se debe a que las previsiones macroeconómicas realizadas por los entes gubernamentales preveían que la inflación en 2016 apenas tendría cambios y se posicionaría en un 3,3%. Durante este año hubo cuatro meses en los que se presentó deflación, todos ubicados en el segundo semestre del año: julio, agosto, octubre y noviembre. Para muchos expertos, este descenso abrupto de la inflación tuvo como origen una baja dinámica comercial, que obligó a los comerciantes a variar constantemente los precios de los productos ofertados.

Este escenario se planteó incluso como un peligro debido al riesgo de que se concretara una deflación, lo que representaría un problema debido a que la economía ecuatoriana al cierre del 2016 se encontraba en recesión. Eso implica, a su vez, que el consumo no se masifique y por consiguiente los precios deban ser adaptados constantemente a las demandas de los usuarios, presentándose en muchos casos la situación de que las ganancias son muy reducidas.

Inflación en Ecuador en 2017

Para el año 2017, la inflación en Ecuador tiene otras perspectivas. Debido a la situación económica de recesión, los comerciantes del país esperaban un aumento significativo inflacionario que implicara una mayor proliferación del consumo. La inflación mensual ha aumentado en comparación con el año 2016, entre otros motivos, porque a principios de año se aumentaron levemente los salarios mínimos sectoriales.

En el mes de enero del 2017, la inflación estuvo muy cerca del cero, [pdf] ubicándose apenas en el 0,09%, que implica un descenso si se compara con el mismo mes de 2016, donde fue de 0,39%. Sin embargo, enero resulta tradicionalmente débil en el área comercial, porque viene después de uno del mes con más consumo, diciembre. Los sectores donde se presenta un pequeño descenso de los precios es en los bienes y servicios y la recreación, mientras que todos los productos alimenticios ven aumentado su precio.

La tendencia fue al alza en el mes de febrero, que presentó una inflación de 0,20%. Para el mes de marzo, la constante del aumento inflacionario sufre un pequeño retroceso, [pdf] creciendo solo en un 0,14%, pero manteniéndose el aumento en alimentos y también en hoteles. Sin embargo, la consolidación del aumento inflacionario en el año 2017 llegó en el mes de abril, cuando subió fuertemente hasta el 0,43%.

A pesar de que parece una necesidad que la inflación aumente en Ecuador, no hay una tendencia clara, porque en el mes de mayo este indicador se ubicó en apenas un 0,05%, estableciéndose una inflación acumulada de 0,91%. Aunque los pronósticos indican que la inflación será superior a la del año 2016 y que Ecuador crecerá en un 1,42% para el cierre del 2017, superando así la recesión; no queda claro si estas cifras serán suficientes para estimular el comercio. De lo que sí no queda duda es que donde más se ha reflejado la inflación es en los precios de los alimentos, un factor determinante en la vida de todos los ecuatorianos.

La dolarización y inflación en Ecuador

No te olvides comentar en nuestra pagina de Steemit, espero tus puntos de vista:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *