Inflación en El Salvador

Inflación en El Salvador

Posted onLeave a commentCategoriesInflación en...

La economía de El Salvador está fuertemente determinada por su moneda de curso legal, debido a que desde el año 2001, el colón salvadoreño fue sustituido por el dólar de los Estados Unidos. Desde entonces, el gobierno salvadoreño no está en capacidad de emitir su propia divisa y esto ha generado severas inconformidades por parte de gobiernos posteriores. A pesar de eso, la economía ha crecido, al aumentar el Producto Interior Bruto de manera leve pero sostenida.

Uno de los factores principales del crecimiento de la economía es el envío de remesas desde el exterior. La situación económica del país ha mejorado ampliamente, tomando en cuenta que finalizó una guerra civil en el año 1992. En su inflación, siempre muy baja, se ha visto consolidada la estabilización de la economía salvadoreña. A pesar de que la inflación esté en mínimos históricos en el caso del país, no se ha manifestado problemas económicos en este sentido. Además, el margen de acción para aumentar o descender la inflación no depende directamente del Banco Central de la Reserva de El Salvador, debido a que la cantidad de dinero que circula no puede ser aumentada unilateralmente.

Inflación en 2016

La inflación en el año 2016 de la República de El Salvador cerró en -0.93%. Es decir, en este país centroamericano hubo deflación al cerrar el año 2016, y esto implicó un retroceso de 0,07 puntos porcentuales, en comparación con la inflación del año 2015 que cerró en 1%. La influencia de no poder manejar la moneda directamente se ve reflejada en esta deflación anual. Se plasma el descenso, según los datos del Banco Central, principalmente en el área de alimentos, cuyos precios se redujeron en un 2.4%.

Entre los elementos de la economía que más produjeron el retroceso en la parte económica fueron el descenso de los precios de la electricidad, que bajó en 0.30%. Alimentos como el tomate, el huevo de gallina, la tortilla, el queso, el chile verde también descendieron, además de los viajes por aire. En contraposición, los productos que aumentaron fueron el gas propano en un 0.91%, la educación superior en un 0.05%, gasolina especial en un 0.05%, entre otros. El principal descenso, como se pudo vislumbrar, fue el de la electricidad, que se debió mayormente a la fuerte caída de los precios del petróleo, porque la mayoría de la electricidad de El Salvador es proveniente de combustibles fósiles.

Inflación en 2017

Para el año 2017, la inflación en El Salvador ha variado y su tendencia ha ido al alza, en comparación con el año 2016. Después de un año de deflación pronunciada, que casi alcanzó un dígito, todas las expectativas están enfocadas en la superación de la deflación y que la inflación pueda ubicarse en algún nivel superior a un dígito. En el mes de enero, la inflación se situó en el 0.74%, lo que da un muy buen indicio para la recuperación del estatus inflacionario. Los precios de los alimentos se redujeron en un 3.38% ese mes, mientras que los servicios como electricidad, agua y alojamiento aumentaron en un 3.67%.

Para el mes de febrero, el aumento de los precios acabó consolidándose en la economía salvadoreña, porque la inflación se situó en 0.28%, lo que implica un aumento anual del 0.29%. Esto no perjudicó de ninguna forma a la población debido a que el poder adquisitivo aumentó, al igual que el salario mínimo. Los productos que aumentaron fueron casi todos, entre los que se encuentran los alimentos y bebidas no alcohólicas, los servicios públicos, el alojamiento y los derivados del petróleo.

La tendencia al alza se consolidó en el mes de marzo, porque la inflación se ubicó en 0.20%, lo que implicó que el aumento con respecto al año anterior del primer trimestre fuese del 1.22%. Los servicios siguieron al alza un mes más, esta vez de forma muy fuerte, con un 5.33%, lo que mengua el poder adquisitivo de las personas. Finalmente, para el mes de abril que es el último del que se tienen registros oficiales de parte del Banco Central de Reserva de El Salvador, la inflación aumentó un 0.07%, y siguen aumentando productos como los alimentos y bebidas no alcohólicas, a los que se le suman los muebles y artículos para el hogar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *