Inflación en Perú

Inflación en Perú

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasInflación en...,La economía

El país andino es uno de los más estables, tanto en materia política y social como en la económica y esa estabilidad la ha construido sin hacer mucho ruido. Las políticas bien llevadas han buscado la consolidación de una clase media con posibilidades económicas serias y de esta forma cerrar la brecha de la diferencia social que afectaba tanto al Perú hace unos años.

Esta consolidación ha provocado un movimiento de los mercados financieros internos y también extranjeros puesto que según las estadísticas, la inversión externa dentro de Perú ha venido teniendo un crecimiento sostenido en los últimos años. Ello ha incentivado a una producción que va en alza a la par del crecimiento del poderío económico de las familias peruanas, lo que ha concebido una economía sana y con índices de inflación totalmente controlables por parte del Gobierno y las distintas autoridades económicas del país.

Datos de la Inflación de Perú


fuente: Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) y tradingeconomics.com

Inflación en Perú en 2016

Para el cierre del año 2016 la inflación en Perú se situó en un porcentaje de 3,23%, situándose de esta forma como la economía con la tasa inflacionaria más baja de América Latina para el pasado año. Esto representó un logro puesto que además de este posicionamiento, se logró disminuir la alarmante tasa inflacionaria del año 2015 que terminó en un 4,40% y de esta forma se llevó a la economía del país andino a los porcentajes inflacionarios que estaban acostumbrados.

Sin embargo, la inflación se fue por 0,23% de las proyecciones del gobierno puesto que según el BCR las proyecciones estaban indicadas para terminar entre un 1% y 3%. Según los expertos económicos este crecimiento inflacionario “inesperado” para el gobierno se dio por el impacto inflacionario de los sectores de “Alimentos y bebidas”, “Enseñanza y cultura” y “Alquiler de viviendas, combustibles y electricidad”. Estos sectores registraron aumentos representativos que resultaron en un impacto para todos los peruanos y que por supuesto tuvieron sus repercusiones dentro de la economía peruana.

Inflación en Perú en 2017

Las proyecciones internacionales para la inflación peruana en el año 2017 son bastante positivas, desde el exterior opinan que el cierre se ajustará a una tasa de 2,8% anual, entrando así dentro de las proyecciones de entre 1% y 3% que el BCR establecen para la economía peruana. Lo que permite establecer también para los expertos que Perú seguirá siendo la economía latinoamericana con la tasa inflacionaria más baja dentro de la región.

Sin embargo, estas proyecciones se pusieron en duda dentro de la economía interna del Perú, sobre todo en los primeros tres mes del año puesto que se presentaron aumentos considerables de los sectores de “Alimentos y bebidas” y “Enseñanza y cultura” al igual que el año anterior. Ello llevó que la inflación del mes de marzo nada más se posicionara en 1,27%, un porcentaje bastante alarmante para una economía que no está acostumbrada a tasas inflacionarias mensuales de más de 0,5%. No obstante, este crecimiento disparado se debió a los desastres naturales que se vivieron en la propia capital y en otras regiones del país puesto que las inundaciones afectaron gran parte de sembradíos y tierras de crías de animales, lo que sin duda afecto el incremento de los precios de los alimentos.

Ya para el mes de abril el gobierno central tomó medidas drásticas para poder recuperar la economía del Perú y no permitir que el episodio de las inundaciones tuviera repercusiones drásticas en la inflación anual. Ello llevó a que para el mes de abril la inflación fuera de tan solo 0,03%, siendo esta una recuperación económica bastante rápida considerando todo lo que tuvo que hacer la propia Administración Pública en el mes de marzo. Parte de esta disminución de precios se debió a que la producción de alimentos volvió a la normalidad y ello implicó una disminución de los precios, ello tuvo un impacto directo en la inflación puesto que eran precisamente estos precios los que habían influenciado de manera directa la alza inflacionaria del mes de marzo.

Ya habiendo pasado por este pequeño percance, para el año 2018 se espera que la economía peruana continúe en un ritmo de desaceleración lento pero continuo de su inflación y que posiblemente lleve la inflación a una tasa del 2,7% anual, lo que le permitiría seguir posicionada como una de las economías más solidas de América.

Hyperinflación y “25 años de estabilidad monetaria”

No te olvides comentar en nuestra pagina de Steemit, espero tus puntos de vista:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *